13/11/09

San Judas Tadeo. Patrón de las causas perdidas.

Y entonces bien, después de todo sucede que aún existo,
Que puedo respirar y amar hasta con las uñas,
Con todos los dientes, con la piel.
Que no estoy tan muerta, que me sobreviví a mi misma.
Que a pesar de mi falta de fe, de mi humor negro,
De mis pecados,
De mis pérdidas y mi colección de terrores
A pesar y después de todo,
Eso, (Como quiera que se llame),
Sigue ahí y vive,
Que nunca ardió, ni naufragó en canales de llanto.

Quien creyera.

No hay comentarios: